De las primeras ideas a la puesta en escena/ Jornada #1 *Escénicas*

Crónica de Alfredo Staffolani, coordinador del Programa Intensivo para artistas escénicos de Campus Bienal. 

 

 

Luego de la clínica de obra con Ciro Zorzoli, y el Workshop de Marcelo Lombardero, pudimos ver cómo desde las primeras ideas hasta concretar un proyecto, el recorrido de una obra siempre busca un identidad singular en relación al encuentro con otros:

“Toda experiencia escénica está determinada por el factor humano. Se trata de poder hacer algo con otros.”

Concretar un nuevo proyecto, hacer propia la dispersión dentro de un procedimiento de trabajo, reconocer tendencias y obtener algunos borradores durante un proceso de ensayos fueros los temas que aparecieron durante el primer encuentro de la clínica con Ciro Zorzoli junto a los bienalistas de escénicas.

 

 

Preguntas sobre la representación y cómo generar tensión y equilibrio fueron algunos de los ejemplos lanzados para trabajar sobre cada uno de los proyectos a desarrollar.
Las diferentes ideas intentaron ponerse en claro para poder alcanzar pruebas escénicas a la vez de tener conciencia sobre los procedimientos de trabajo.
El grupo fue heterogéneo, y pudimos conocer procesos musicales, como el de Nahuel Briones, músico y performer, quien trajo la inquietud de la puesta en escena dentro de un concierto de música ó la de Ignacio Tamagno, uno de los ganadores de Córdoba en proyectos a desarrollar, quien abrió algunas inquietudes respecto de la relación entre el cine y el teatro en su trabajo Jet Lag.


“No somos inocentes. Tenemos oportunidad de decir cosas, siempre”
¿Cuál es la relación de la sociedad con la época en que fue concebida la obra? ¿y cuál es la reflexión estética que hace el director de escena sobre el material a abordar?

Con una colección de ejemplos de diferentes puestas en escena, Marcelo Lombardero trajo un recorrido del teatro musical desde sus orígenes hasta la actualidad, yendo desde Monteverdi a Robert Wilson. Poco usual para los actores y actrices, tanto como para directores y directoras con sus equipos técnicos, la ópera aparece como un enigma difícil de leer y tanto más difícil de acceder. Desde este punto de vista, Lombardero acercó desde su experiencia como director de escena su posición política frente a algunos materiales, vinculando obras clásicas con una relectura contemporánea que pudiera interpelar figuras históricamente constituidas - como la de la Habanera Carmen, en la obra de Bizet - desde una nueva perspectiva.

 

 

Para conocer más sobre Campus y el Programa: http://campusbienal.com.ar/