"Salir de casa para tomar distancia"

Desde Barcelona, Alfredo Staffolani nos relata como fue la residencia Obrador Internacional de Dramaturgia y la necesidad de ver todo de otra perspectiva

 

Barcelona es una ciudad muy linda, con mucha variedad de embutidos y una arquitectura muy variada. También está el mar, las librerías, el vino con limón y el atún que no es como el que se compra en el Supermecado Día, sino que es como tierno y grande, como una hamburguesa morada y con espinas y se escribe al revés: tuna.

 

Enmarcado en esta variedad pasé siete días trabajando con Simon Stephens en la Sala Beckett. Simon es un autor muy reconocido en Inglaterra, originario de Manchester. Luego de la universidad, pasó por el Royal Court Theatre de Londres, de donde es, actualmente, autor comisionado. Dos de sus obras son de las mayor repercusión en Londres, una versión de La Opera de los Tres Centavos de Brecht en el National Theatre, y El curioso incidente del perro durante la noche también producida por esa sala, pero ahora en el Teatro Comercial –comecialísimo, con más de 2000 butacas, y más espectadores que Cantando bajo la lluvia –

 

Por otra parte, contamos con la suerte de haber estrenado la nueva sede de la sala. La Sala Beckett es un espacio de promoción enorme a los autores catalanes, con varias salas de teatro, un lugar increíble para trabajar, y mucha organización de todas las personas que están alrededor del Obrador. Es una semana donde autores, actores y directores de diferentes partes del mundo se reúnen para investigar algunas cuestiones específicas de nuestro trabajo, a través de workshops y clases magistrales, combinando producción con investigación y un programa de obras parte del Festival Grec de Barcelona.

 

Por último, y no menos importante, se nos encomendó la escritura de una obra breve, que fue puesta en escena para su lectura por un director de la sala y actores catalanes, que en caso de autores de habla no hispana o catalana, fueron traducidas.

 

Fue una semana de trabajo muy intensa sobre cuestiones nada generales, sino que bien exactas al trabajo específico de un dramaturgo en relación a su obra y creo que este tipo de experiencias son una apuesta real por abrir los sistemas de producción nuestros, ponerlos en funcionamiento y a la vez, habilitar el contacto con autores que trabajan con otras condiciones de producción, muchas veces muy diferentes a las nuestras. Creo que es una apuesta muy valiosa para que podamos darle una nueva proyección a nuestra obra, ponerla en discusión, y a la vez, salir de casa para tomar distancia de todo lo que está alrededor de un proceso creativo.

 

 

Alfredo Staffolani

Tags

  • residencias
  • ganadores bienal
  • Alfredo Staffolani