Entrevista con Fernando Sucari

Fernando estaba en una residencia en Europa cuando empezó a hacer obra con moldes de comida que rellenaba con yeso. Fue recopilando los moldes de la comida que quedaba de todos los que estaban, y así empezó este proyecto. Era una especie de homenaje a su paso por esa residencia, a su encuentro con otros; el momento de la cena era cuando estaban todos. El taller de él estaba al lado de la cocina y le interesaba darle valor a eso. Todo esto pasó hace un año, ya es una anécdota. 

“Esa anécdota inicial está en el pasado ya, pero todas mis esculturas utilizan los mismos materiales y refieren a ese momento. Aunque con las posibilidades que me da el subsidio de la Bienal eso creció mucho: hoy trabajo con hierro, con cemento… antes trabajaba con yeso.”

“Mi proyecto consiste en una suerte de despensa de lo que queda después del consumo de comidas: cena, almuerzo. La primera obra de estas que hice era una especie de homenaje a una cena. Usé todo lo que había sobrado de las cenas. Tomé los moldes vacíos que habían quedado y les puse yeso. Y los agrupé de una manera escultórica, como si fuese un pequeño altar de homenaje. Entonces a partir de ahí empecé a trabajar. Ahora ya está en otro momento la obra. Está en investigar distintos materiales y posibilidades constructivas de esa primera idea. Hay algo de darle jerarquía o valor de lo que queda después de un encuentro.”

Apoyo de la Bienal: apoyo económico y tutores

“La ayuda de la Bienal me permitió trabajar en el espacio y en el tamaño de las piezas, para exagerar algunos rasgos grotesco, algo que estaba ya en las obras anteriores de manera más tímida.” Fernando quiere exagerar la inestabilidad o lo grotesco de los envases que quedan después de comer. “Tiene algo pos industrial eso”.

“El acompañamiento de los tutores también me sirvió para darme cuenta de qué se veía de esas obras. Esto de la inestabilidad fue algo en que ellos hicieron mucho hincapié y terminó marcando todo el desarrollo del trabajo. Yo quizá lo habría hecho de otra manera, si lo hubiese hecho solo. La sensación de inestable y la sensación de peligro me hicieron hacer todas las pruebas que hice hasta ahora y lo que va a terminar siendo la forma final de la muestra”.

¿Qué esperas del momento en que inauguren la muestra en el Festival de la Bienal?

“Hago obra en relación a artistas que me interesan, dialogo con esos artistas, espero que ellos vayan y la miren. Son artistas grandes, chicos, amigos, no amigos, de generaciones diferentes, pero siempre que hago una obra la hago en relación a ellos. Hago obra para ese círculo de afinidades, después lo que vea la gente (público) es más una sorpresa. Es algo fuera de control. Estas obras tienen un vínculo más corporal con el público, las anteriores eran más visuales. A estas obras las pueden atravesar, hay algo físico por el tamaño”.

Tags

  • Visuales
  • Artes Visuales
  • Entrevista
  • Bienalistas 2015
  • Proyecto a Desarrollar