Bailar en un espacio suspendido

En el marco de Bienal en Escena, la periodista Mercedes Halfon entrevistó Jimena Pérez Salerno y Josefina Gorostiza, para que nos cuente más de su obra  Paraje Das Unheimlich que se presenta los jueves a las 21 hs en El Callejón.

¿Cuál fue la idea disparadora de la obra?
Jimena: En principio no fue una idea puntual, teníamos ganas de trabajar juntas para cerrar una etapa universitaria y acompañarnos en eso y comenzamos a poner en común intereses, pensamientos, anotaciones, luego fuimos al cuerpo y estuvimos varios meses buscando...hasta que entendimos que algo estaba presente en cada prueba, que habíamos encontrado algo, y que teníamos que continuar por ahí porque (suena un poco místico) ¡tuvimos algunas señales! Había que seguir y hacerse cargo de ese material que fue surgiendo de las dos. Todo ese trabajo, se fue transformando de a poco en Paraje Das Unheimlich.

 ¿Qué es Das Unheimlich / lo siniestro para ustedes? ¿Cómo apareció este texto de Freud?
Jimena: Lo traducimos, Lo Siniestro, y es un término que viene dando vueltas desde hace tiempo en el trabajo. Cuando comenzamos a descubrir las zonas que estábamos habitando en los ensayos apareció este texto, que ejemplificaba cosas que conforman ese mundo y que nosotras estábamos probando un poco intuitivamente. El registro de eso que es cercano y que puede volverse no calificable del todo, nos atrajo junto con perdernos en este espacio inventado, suspendido.

¿Cómo es bailar y dirigirse al mismo tiempo?
Josefina: Es muy complicado. Siempre estás dividido. Es entrar y salir todo el tiempo. Lo interesante es que sabés cuál es tu límite y cuánto podés pedirte a vos mismo, y eso es muy atractivo, podés probar de todo porque sabés que podés dar más y más. Y no es que eso no pase si te dirige otro o si dirigís a alguien, pero digamos que ya hay un camino transitado que es productivo y optimiza ciertas cosas.

¿Qué les aportó trabajar juntas? ¿Qué universo surgió de la intersección de ambas?
Josefina: Trabajar juntas es descubrir el campo de la negociación. Es escuchar de otra manera; observar y tratar de entender cómo algo que te interesa muchísimo al otro no, o viceversa, y estar obligado a recalcular y volver a preguntártelo. Digamos que sí hasta decidirlo vos te lo preguntaste dos o tres veces, si el otro te lo tira abajo, te lo preguntás dos veces más y seguro de ahí, surge algo bueno. También podés entrenar a morir el campo del convencimiento. Por otro lado, la certeza, cuando hay coincidencia en la opinión, suele aclara mucho las cosas. El material del trabajo es ese cruce de imaginarios, ese universo que es de las dos. Yo considero que el universo que surge de nuestro cruce es muy singular, porque no es ni mi estética, ni la de Jime, es una mezcla de las dos y una puesta en juego de todo eso. Sería como un pastiche enorme y eso me parece muy atractivo a la hora de hacer una obra. 
Por Mercedes Halfon
 

Reservá tu entrada acá:
http://alternativateatral.com/widgetlocalidades37434-paraje-das-unheimlich

Tags

  • Bienal en escena
  • Paraje Das Unheimlich
  • Escénicas