Más allá de la media (el díficil encanto de ser padres)

En el marco de Bienal en Escena, el crítico Federico Irazábal entrevistó a los creadores de Los Monstruos para que nos cuente más de su obra que se presenta los miércoles a las 20.30 hs en El Picadero

¿Cómo fue la experiencia de trabajar con una tutoría?

Dionisi: Tuvimos la suerte de que, al ser seleccionados para participar del seminario de teatro musical de la bienal donde se desarrolló Los Monstruos, tanto Pablo Gorlero como Joaquín Bonet estuvieron cerca del proyecto desde el momento cero. El material mismo fue creciendo mucho con su ayuda, entonces durante el montaje ya conocíamos todos el camino por el que queríamos transitar. También estuvieron presentes en distintas etapas de los ensayos, y esa mirada objetiva nos ayudó muchísimo a nutrir el proceso. Personalmente nunca había trabajado con tutoría, fue una gran experiencia, muy disfrutable.

¿Cuánto cambió el proyecto original con relación al resultado final una vez hecho todo el proceso de montaje? 
Rodríguez: En cuanto a la parte musical el mayor cambio en el proyecto se dio, por suerte, al principio de su desarrollo ante la necesidad de contar con más recursos para acompañar de mejor manera las situaciones de la trama. De esta manera se amplió la instrumentación que en el original era sólo piano y guitarra a bajo y batería también. Desde el momento cero procuramos en la pre-producción tratar de acercarnos lo máximo posible a lo que considerabamos el producto final. Por ende se han hecho pocas modificaciones en el material musical durante el montaje. 

Dionisi: Yo no diría que cambió, mas bien se nutrió, sobre todo de la sensibilidad y el trabajo de los intérpretes, que se entregaron con muchísimo entusiasmo y profesionalismo. Su mirada terminó de completar el mundo que estaba, hasta ese momento, plasmado solo en papel.

Si tuvieran que buscar antecedentes (teatrales, literarios, cinematográficos, musicales) de Los Monstruos, ¿cuáles serían? 
Rodríguez: La música de Los Monstruos se ve influenciada por un amplio abanico de estilos musicales actuales y trata de colocar a los momentos con música dentro de la categoria de "canciones" para su mejor acercamiento al espectador. También buscamos que las letras hablen de temas especificos de la trama pero que sin embargo fuera del contexto de la obra no pierdan su efectividad e igualmente transmitan un mensaje particular aplicado a la vida cotidiana de cualqueir persona. Si tuviese que mencionar antecedentes especificos que nos sirvieron de referencia a la hora de abordar la composición e instrumentación de las canciones diría que Spring Awakening (Despertar de Primavera) es un gran referente. 

Dionisi: Me gusta pensar que lo que refiere al mundo paterno-infantil tiene algo de la mirada del galés Roald Dahl. Su forma de retratar la infancia y la mirada de los niños sobre el mundo adulto en sus libros me parece encantadora. También  me marcó mucho Mark Haddon, escritor inglés, con su brillante manera de narrar en primera persona, que curiosamente también escribe cuentos para niños. De estos dos autores admiro profundamente su capacidad de contar de manera simple, mundos complejos y violentos.    

¿A qué creen que se debe tanta presencia del teatro musical en Buenos Aires en los últimos años?
Dionisi: Teatro musical hubo siempre, tal vez en los últimos años volvió a cobrar relevancia en la cartelera porteña, pero ya había tenido sus momentos de esplendor con grandes referentes locales. Me gusta pensar que se está recobrando una manera propia de narrar con el género musical, que logra derribar las barreras del prejuicio sobre lo ficticio del recurso; ¿que mas ficticio que el teatro? Esa es su característica más rica.   

¿Cómo es la dinámica de ensayos dentro de este género? ¿Primero surge la trama, luego las letras y finalmente la música? ¿Hay desde el inicio mismo una sospecha acerca de la sonoridad que tendrá el espectáculo? 

 Rodríguez: Todo depende de la modalidad de trabajo que se aplique mejor a los integrantes del grupo. En nuestro caso surgieron primero algunas escenas acompañadas por letras que inmediatamente eran musicalizadas y pre-producidas. Al comienzo teniamos una vaga idea de la Sonoridad de la obra y hasta la cuarta canción no apareció la personalidad de la obra. Una vez que nos encontramos con la linea justa a seguir todos los demás momentos musicales comenzaron a tener coherencia entre ellos dotando a la obra de la personalidad actual que la caracteriza. Por ende en nuestro caso las tres cosas -trama, letras y música-, se gestaron prácticamente al mismo tiempo.

Por Federico Irazábal

 

Tags

  • Artes escénicas
  • Los Monstruos
  • Bienal en escena